¿Qué significa ser ambivertido?

Ya sea en una charla en el trabajo, conversando con un amigo íntimo o interactuando con alguien en Internet, su personalidad se manifiesta en todo lo que hace. Las características de la personalidad son las variables fundamentales que rigen la forma de interactuar y comportarse en cualquier escenario social, y cuanto más conozca estas cualidades, mejor podrá desenvolverse tanto dentro como fuera de su zona de confort.
 
La introversión y la extroversión son dos de las cualidades de personalidad más conocidas. Una persona introvertida se llena de energía cuando piensa en silencio y pasa tiempo a solas, mientras que una persona extrovertida se llena de energía cuando está en medio de otras personas y prospera en circunstancias sociales. ¿Pero qué pasa si ninguna de las dos descripciones es del todo correcta? Aquí es donde entra en juego un nuevo término: el ambivertido.
 

¿Qué es exactamente un ambivertido?

La palabra “ambivert” se refiere a las cualidades de la personalidad que se sitúan a medio camino entre los introvertidos y los extrovertidos. Fue creada por psicólogos que se dieron cuenta de que las personalidades no son tan blancas o negras. Los ambivertidos tienen rasgos de personalidad tanto de los extrovertidos como de los introvertidos. Sin embargo, son menos severos en algún atributo concreto. Por ejemplo, incluso las personas más introvertidas pueden actuar de forma extrovertida, y los extrovertidos se benefician de un tiempo de autorreflexión de calidad.
 
No hay una definición única de un ambivertido, pero quizá la forma más sencilla de pensar en esta personalidad sea una combinación de rasgos introvertidos y extrovertidos. Un ambivertido, por ejemplo, puede ser algo charlatán, agresivo y no muy gregario o entusiasta. Pueden sentirse ligeramente energizados al relacionarse con los demás y ligeramente agotados por la experiencia. A veces, losambivertidos pueden utilizar sus diferentes cualidades de personalidad para adaptarse a una gama más amplia de acontecimientos y circunstancias, ya que tienen ambas características en su caja de herramientas.
 

Señales de que podría ser un ambivertido

Dependiendo de la situación, muchas personas pueden ser introvertidas o extrovertidas, lo que las califica como ambivertidas. Según la terapeuta Joanna Filidor, una persona ambivertida puede disfrutar y sobresalir en los contactos sociales y al mismo tiempo darse cuenta de que necesita alejarse de vez en cuando para recentrarse.
 
En consecuencia, los ambivertidos pueden tener dificultades para determinar a qué lado del espectro de la personalidad pertenecen. Tenga en cuenta los siguientes indicadores para saber si es un ambicioso o tiene rasgos de personalidad ambiciosos:
 
  • Excelente capacidad de escucha y comunicación

Mientras que los extrovertidos tienden a hablar más y los introvertidos prefieren observar y escuchar más, los ambivertidos sabrán cuándo hablar y cuándo escuchar.

  • La capacidad de controlar la conducta y la reacción
Tienes una capacidad natural para adaptarte y adecuar tu personalidad a diferentes personas y circunstancias.
 
  • En circunstancias sociales, se encuentra a gusto, pero valora su tiempo a solas.
Los ambivertidos pueden sentirse cómodos entre la multitud mientras disfrutan de una velada tranquila en casa. Pueden sopesar las ventajas e inconvenientes de cada posición y, en última instancia, sentirse a gusto en cualquiera de ellas.
 
  • La empatía es una emoción natural.
Los ambivertidos pueden escuchar e indicar que entienden el punto de vista de otra persona.
 
  • Mantener el equilibrio en las circunstancias sociales.
Cuando los ambivertidos están en un grupo, pueden romper un silencio incómodo y ayudar a los introvertidos y extrovertidos a sentirse a gusto.
 

Ventajas e inconvenientes de ser ambivertido

Quienes tienen una personalidad ambivertida pueden utilizar cualidades tanto del espectro introvertido como del extrovertido. Por ejemplo, la flexibilidad puede ser una virtud, pero también puede ser un inconveniente para un ambivertido en algunas situaciones.
 
Ventajas
 
  • Capacidad para cultivar y mantener conexiones con relativa facilidad
  • Al hablar, pueden ser convincentes y atractivos.
  • Son un gran gestor tanto para los introvertidos como para los extrovertidos.
  • Entienden cuándo hablar y cuándo escuchar

Desventajas

  • La búsqueda del equilibrio puede llevar al cansancio.
  • Tanto en el ámbito social como en el profesional, es probable que se encuentre en la posición de “pacificador”.
  • La presión para permanecer de una manera determinada en una ocasión o un entorno concreto: la gente puede desconocer el otro lado del ambiente.

Cómo pueden beneficiarse los ambivertidos de la terapia

Dado que los ambivertidos tienen un temperamento mixto, la dificultad surge cuando una persona intenta equilibrar sus tendencias introvertidas y extrovertidas. Los ambivertidos pueden utilizar la terapia para investigar la armonía entre ambas. Además, puede ayudar a alguien a identificar métodos para darse cuenta de cuándo se produce un cambio interno en determinadas circunstancias, sobre todo cuando una persona pasa de sentirse extrovertida a sentirse introvertida, lo que le permite actuar en lugar de reaccionar ante los cambios de su temperamento.
 
Los ambivertidos tienen muchas características beneficiosas, y si te sientes igual de satisfecho cuando sales a un ambiente social y cuando te quedas en casa para pasar un buen rato a solas, puede que seas un ambivertido. Aunque las tendencias introvertidas y extrovertidas de un ambivertido pueden ser útiles en diferentes contextos, es crucial recordar que no te estás sobrepasando. Aprender más sobre cómo respondes y reaccionas a diversos estímulos puede ayudarte a conectar mejor con la gente y a atender tus propias necesidades.
 
 
 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.